Inicio

Bienvenido(a) al portal de la Iglesia Bautista Ríos de Agua Viva en Springfield, Tennessee.
Gracias por su visita. La Iglesia Bautista Ríos de Agua Viva  es una familia diversa de personas unidas por el amor a Jesús. Puede ser que al inicio usted se sienta como un visitante, pero en muy poco tiempo, se sentirá como en familia.

IMG_0411

Una de las maneras principales en que nos ministrarnos mutuamente es creciendo en comunión, en sabiduría y en gracia para con Dios y los hombres. Le invitamos a conectarse  con la vida de la iglesia al llevar el evangelio de Dios más allá de las paredes del templo y ser parte de una de nuestras actividades y servicios de adoración.

Creemos que toda la Escritura es inspirada por Dios, y sirve como la autoridad final en todos los asuntos de fe y conducta. Por lo tanto, valoramos la predicación centrada en la Biblia y la enseñanza como la base para todo lo que hacemos. Le invitamos a escuchar las enseñanzas.

couple-bible-study-1

El que cree en mí, como ha dicho la Escritura:                                                                             “De lo más profundo de su ser brotarán ríos de agua viva.” Juan 7:38 LBLA

Nuestra nueva dirección:

1700 South Main Street

IMG_0412Springfield, TN 37172

Tel.: 615.766.3405

Actividades Durante La Semana.

Domingos:

Escuela Dominical a las 9:45 am para todas las edades.

Culto de Celebración: 11:00 am.

Martes:

Oración y Estudio de la Palabra de Dios a las 7:00 pm.

Viernes:

Estudio para Damas y Varones 7:30 pm.

Sábados:

Oración 7:00am y Evangelismo 11.00 am.

Vida Eterna

Jesucristo hizo algo maravilloso por usted. Murió en la cruz para perdonar nuestros pecados, y Dios lo resucitó de los muertos. Venció la muerte y nos ofrece la vida eterna. Ya no tenemos por qué temer a la muerte: podemos tener la esperanza segura de la vida eterna a pesar de nuestros pecados.

Para recibir esta vida eterna, tenemos que poner nuestra fe en Cristo. Admita ante Dios que usted es un pecador, pídale que le perdone  todas las cosas malas que ha hecho y las cosas buenas que no ha hecho. Apártese del pecado que lo alejado de Dios y reciba el perdón de sus pecados y la vida eterna que Jesús le ofrece y le regala.

Exprese su arrepentimiento y su fe, haciendo una oración similar a esta:

“Dios, sé que he pecado y que no estoy viviendo la vida que preparaste para mí. Confieso mi pecado y te pido perdón. Creo que Cristo Jesús murió en la cruz por mis pecados y se levantó de la tumba. Me arrepiento de mi pecado y deposito mi fe en Cristo Jesús como Salvador y Señor. Quiero seguirte, vivir para ti y experimentar una vida más abundante. Amén.”

Si tú fuiste sincero al hacer esta oración, ahora tu ya eres salvo.

Porque todo aquel que invocare el nombre del Señor, será salvo. Romanos 10:13

Romanos 3:23, Romanos 6:23, Lucas 13:3, Romanos 5:8 y Juan 3:16

El pase de diapositivas requiere JavaScript.